Blogger Template by Blogcrowds.

Danza en las sombras



«¡Cómo tendéis las alas, ensueños vanos,
cuando sobre las teclas vuelan tus (sus) manos!»
José Asunción Silva.


Un abanico de luz se te abre en los ojos, una luz de penumbra ausente se te agolpa en los silencios y tus ojos de cielo están abiertos, con la luz de luna sobre ellos.
Tus manos de un frío tenue, se deslizan como un arco de viola acariciando mi piel. El contacto del tacto sobre mis hombros, tus dedos como alas irreversibles y tus besos en susurros, mientras las teclas del piano se hunden silenciosas.

Todo un silencio canta y las horas se deshacen entre las sombras, mientras la risa se pierde en el eco de la noche que nace. Yacen dos olas en un mar intangible, dos siluetas como vigías sobre el alféizar.
Un ensueño mientras tanto, en un pequeño rato, mientras un frío ajeno se asoma a vernos,
mientras algunas melodías surgen de los cuerpos,
y somos música
y podemos cantar.
Y de repente somos dos briznas de aire, danzando en la oscuridad.

1 Comment:

  1. David Esteban Fernandez said...
    ciertas ganas de llorar al intentar palpar la belleza de los cuerpos, ciertas ansias enloquecedoras de olvidarse de todo y tan solo amar, ciertas cosas que no puedo explicar por que solo se entiende cuando se ama. sigues aleteando, fuertemente, al punto de levantarle el vuelo a los demás.

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal